Fragmento de Protágoras de Platón


“…los que llevan las enseñanzas por las ciudades, vendiéndolas y traficando con ellas, ante quien siempre está dispuesto a comprar, alaban todo lo que venden. Mas, probablemente, algunos de éstos, querido amigo, desconocen qué, de lo que venden, es provechoso o perjudicial para el alma; y lo mismo cabe decir de los que les compran, a no ser que alguno sea también, por casualidad, médico del alma. Por lo tanto, si eres entendido en cuál de estas mercancías es provechosa y cuál perjudicial, puedes ir seguro a comprar las enseñanzas a Protágoras o a cualquier otro.

Pero si no, procura, mi buen amigo, no arriesgar ni poner en peligro lo más preciado, pues mucho mayor riesgo se corre en la compra de enseñanzas que en la de alimentos. Porque quien compra comida o bebida al traficante o al comerciante puede transportar esto en otros recipientes y, depositándolo en casa, antes de proceder a beberlo o comerlo, puede llamar a un entendido para pedirle consejo sobre lo que es comestible o potable y lo que no, y en qué cantidad y cuándo; de modo que no se corre gran riesgo en la compra. Pero las enseñanzas no se pueden transportar en otro recipiente, sino que, una vez pagado su precio, necesariamente, el que adquiere una enseñanza marcha ya, llevándola en su propia alma, dañado o beneficiado.”




miércoles, 4 de mayo de 2011

Vacaciones de Pascua.



Esta Semana Santa estuve en el hospital de Oviedo.
Estaba enferma y tuve que pasar allí toda la semana.
Me acompañó mi madre y también me visitaron mis tíos y primos.
No me gustaba la comida porque eran purés.
Me aburrí bastante, jugué con el ordenador y vi mucho la tele.
Vi el canal disney  con muchos programas.
El viernes volví a mi casa en Llanes.


Bairam Denisa Violeta.



Yo me quedé en Porrua.
Un domingo fui a la playa y me quedé dos horas jugando con las olas y con la arena. Despues fui a casa comer. Mi madre y mi  padre fueron a dormir y a las ocho mi padre fue a hacer la cena. Hizo tortilla de patata y a las diez me fui a dormir.
El lunes por la mañana fui ver la tele y desayunar. Desayuné pastelitos, galletas,  leche con azúcar y zumo de naranja. A las dos de la tarde mi madre y mi padre hicieron la comida, espaguettis.  A las  cuatro mi padre fue a trabajar y mi madre fue a ver la tele conmigo. A las ocho mi padre llegó a casa para preparar la cena.

Geovanna Leonel Correia.



El viernes estuve en tienda de mi tía.
El sábado yo con mi tía y Ana fuimos a  Oviedo.
Fuimos a buscar a una amiga de mi tía y comprar cosas de bazar y ropa.
A las doce y media comimos bocadillos de pollo y bebimos Coca-Cola.
El domingo fuimos a Santader a ayudar a otra tía.

Xin Xin Hu.





No hay comentarios:

Publicar un comentario